Himno oficioso
Música, pólvora y fuego
En lugar visible y distinguido de la alcireña cafetería Velázquez, podemos ver colgada en artístico cuadro, la partitura del pasodoble "Churumbelerías", que escribió el maestro toledano Emilio Cebrián Ruiz.
Es tradición que desde el año 1984, la Banda de la Sociedad Instructiva Musical de Benigánim, que con todo acierto contrató el fallero de la comisión fallera de la Plaçeta, Eduardo Orts, para que amenizara la fiesta de esta falla al llegar las fiestas de San José, interprete este pasodoble en las despertaes, al llegar a la cafetería Velázquez. Aquel año en una de estas despertaes que los falleros realizan por su demarcación, los días 17, 18 y 19 de Marzo, al amanecer de cada día, disparando petardos y tronaors, hicieron un "alto" para tomar un café y algún que otro bunyol, en la cafetería Velázquez, donde saludaron a su propietario y fallero de la Placeta, Ernesto Ferrandis Nadal. A alguno de la comisión no nos extrañaría que fuera Paco Comes se le ocurrió que la banda interpretara el pasodoble
"Churumbelerías", muy del agrado del Señor Ferrandis. Desde aquel momento, cada año, sin interrupción, al llegar la despertá, Ernesto Ferrandis espera cada mañana a los músicos de Benigánim y a los falleros para obsequiarles con el desayuno.
Por otra parte, en el mes de Febrero del pasado año 1999, la Banda Sinfónica de la Sociedad Musical de Alzira, dirigida por el maestro ángel Crespo García, grabó en el Gran Teatro Municipal de nuestra ciudad un disco compacto que bajo el título enunciativo "Fiesta Española", recoge diecisiete magníficos pasodobles, hallándose en último lugar "Churumbelerías".
Para la edición de este CD, que es una delicia, colaboró Ernesto Ferrandis y un mes más tarde, el día 18 de Marzo, José Mascarell, presidente de la banda alcireña y José María Andrés, vicepresidente de la misma, se personaron en la cafetería Velázquez para, al tiempo que la banda de Benigánim interpretaba "Churumbelerías", pasodoble de especial cariño para los falleros de la Plaza Mayor, hacer entrega de la partitura enmarcada en artístico cuadro a Ernesto Ferrandis Nadal. Momento que recogen las fotografías que acompañamos, del acto de entrega y la banda de Benigánim haciendo sonar con sus instrumentos la popular composición del maestro Cebrián.

Alfonso Rovira